Divergencia 2×01 – Nueva Temporada – Especial Malas Influencias

Compárteme...

 

En el podcast de hoy le doy un girito al formato de Divergencia Cero de cara a esta segunda temporada y te explico qué nuevos contenidos vas a encontrar a partir de ahora.

Sí, seguiré grabando relatos, pero habrá más, mucho más.

Y ya entrando en harina, en el programa de hoy podrás escuchar fragmentos de mi nuevo libro, un thriller o novela negra titulado «Malas influencias». Te cuento también cómo surgió la idea, por qué me decidí a escribirlo y te presento a dos de sus personajes principales: Miranda García (o Grey) y Norma Segura (o Seller).

Luz y oscuridad.

Aprendiz y maestra.

Jedi y Sith 😀

También aprovecho para explicarte dónde puedes conseguir el libro en papel o en edición digital o incluso cómo puedes leerlo gratis.

Todo esto en una hora y pico. El podcast más largo hasta la fecha, pero es que la ocasión lo merece!!!

Algunos enlaces interesantes:

Mi twitter: @marcrsoto
Mi página web: https://www.marcrsoto.es

La página del libro en Amazon: https://www.amazon.es/dp/B08CZCYFDK/ref=cm_sw_r_tw_dp_x_gEUCFbRE17P5S

En este enlace podrás leer los primeros capítulos directamente en Amazon sin salir de tu navegador y completamente gratis: https://leer.amazon.es/kp/embed?asin=B08CZCYFDK&;preview=newtab&linkCode=kpe&ref_=cm_sw_r_kb_dp_gEUCFbRE17P5S

Y ya. ¿Te parece poco?

Bueno, pues si te parece poco, en breve… más.

 

Pero de momento, te dejo con el podcast:

 

 

 

(Lo que sigue es el guión del programa, por lo que no se corresponde al 100% con el contenido del podcast, ya que tengo tendencia a… bueno… apartarme del guión. Además, a la hora de editar el audio del podcast me pareció buena idea leer algunos de los comentarios de lectores de Amazon y algún fragmento más del libro, además del prólogo. De hecho, el fragmento en el que se habla del miedo a la página en blanco y el miedo a la página en negro ha quedado muy bien…)

 

PROLOGO MALAS INFLUENCIAS

“No te has equivocado de podcast. Esto sigue siendo Divergencia Cero y yo vuestro anfitrión, Marc R. Soto.

Pero con este programa comienza lo que podríamos llamar la segunda temporada de divergencia cero y quería hacerlo de un modo especial. Varias personas me habéis comentado que en la primera temporada de Divergencia Cero las entradillas eran demasiado largas, sobre todo cuando se trataba de relatos hiperbreves, así que vamos a intentar arreglar eso a partir de ahora.

No es el único cambio que vas a notar, y es que a partir de ahora el podcast va a crecer en contenidos.

Sí, seguirá habiendo lectura de relatos, aunque intentaré que los comentarios a cada historia sean los mínimos e imprescindibles.

Pero también habrá otro tipo de contenidos.

Verás, llevo tiempo pensando si abrir un tercer podcast. Como quizá ya sepas, además de Divergencia Cero en 2019 comencé un segundo podcast, Cadáveres Exquisitos, en el que suelo hablar de crímenes auténticos o curiosidades un tanto… macabras. Y por supuesto está Divergencia Cero, en el que te hablo de relatos.

Bien, pues el tercer podcast que me apetecía crear también tiene que ver con literatura, pero la idea era llevarte a mi mesa de trabajo y contar algunas curiosidades del proceso de escritura, la esquizofrenia del escritor… ese tipo de cosas. Pensaba titularlo: La cueva del escritor, o algo así, porque cuando escribo suelo bajar la persiana y a eso mi mujer lo llama “meterse en la cueva”. “Ya estás en la cueva otra vez”. O “déjate de Netflix y métete en la cueva a seguir escribiendo”.

Así que la idea era crear ese tercer podcast.

Pero luego lo he pensado mejor y he cambiado de idea.

El título de este podcast, Divergencia Cero, hace alusión al “origen” de las divergencia, al lugar de donde surgen todas las divergencias. Si has leído mi libro “El hombre divergente” ya sabes de lo que hablo… y si no, no sé a qué esperas: está a la venta en Amazon, tanto en digital como en papel.

Las “divergencias” no son más que… bueno, las historias, los relatos, los mundos paralelos en los que vivimos mientras leemos.

En ese sentido, “Divergencia Cero” tiene que ver con el proceso no solo de disfrute de literatura sino también de su creación.

Así que en esta segunda temporada del podcast iré alternando la lectura de relatos propios y ajenos con otro tipo de grabaciones, como ésta, en la que hablaré del proceso de escritura o de asuntos un tanto más personales, pero siempre bajo el prisma literario.

Bien, hechas las presentaciones, volvamos al prólogo. ¿Qué es eso de “El hombre en la ducha no sabe que lleva tres horas muerto”?

Pues no es otra cosa que el prólogo de mi nuevo libro, que se titula “Malas influencias” y que está protagonizado por Miranda García, una mujer que ha escrito su primer libro con el seudónimo “Miranda Grey” por consejo de su agente literario.

Y es de eso, de “Malas influencias”, de lo que me gustaría hablarte hoy.

ANTES QUE NADA, DE QUE VA EL LIBRO

“Malas influencias” es un thriller policiaco. Eso para empezar. Olvídate del terror, psicológico o no. No hay nada, o casi nada en “Malas influencias” que tenga que ver con el tipo de literatura que cultivaba hace años… y de la que llevo apartado una larga temporada.

En algún momento del pasado me pasó algo curioso. Yo acaba de escribir alguno de los relatos más… escalofriantes, de más mal rollo… cuando cayó en mis manos “La chica de al lado”, de Jack Ketchum. Aquel libro… buf… Me resultó doloroso de leer, mucho. No porque fuera malo o estuviera mal escrito, sino por el increíble mal rollo que me daba. Podría decirse que estaba demasiado bien escrito.

Recuerdo vivamente que quería destrozar el libro. Por supuesto, no lo hice, sino que se lo regalé a alguien a quien le gustaba ese tipo de literatura.

Pero me sentí tan mal al leerlo… tan… enfermo… que comprendí algo.

“La chica de al lado” representaba la quintaesencia de aquello a lo que yo aspiraba mientras escribía historias como “Ratas” o “La sonrisa del reloj”. Si continuaba mejorando con la práctica, con suerte conseguiría escribir algo tan perturbador como “La chica de al lado”.

Y comprendí que no quería. No quería por nada del mundo escribir algo así. Ni hacer sentir a mis lectores lo que yo había sentido al leer aquello.

Me bloqueé.

Dejé de escribir durante casi diez años.

¿Por qué he vuelto a escribir entonces?

Bueno, pues por el confinamiento.

Antes que nada tengo que contarte una cosa: yo llevo confinado casi un año ya. En octubre del año pasado, el proyecto que llevaba en una importante empresa fue cancelado a nivel europeo, y como su responsable en España me vi de patitas en la calle. Así funciona el mundo.

Naturalmente, no me quedé en casa llorando. Eso no va conmigo. Rápidamente me puse las pilas y empecé a buscar alternativas, me presenté en una feria del IFEMA de mi sector… en fin. Después de Navidad parecía que la cosa iba a remontar. En febrero había llegado a acuerdos con una firma extranjera que quería instalarse en España. Yo llevaría su producto aquí y…

Y… bueno, creo que os hacéis una idea de lo que pasó, ¿verdad?

Lo que pasó se llama COVID-19 y nos ha jodido a todos pero bien.

En efecto, los casos aumentaron y no vamos a entrar aquí a valorar si podía evitarse o no, la verdad, pero como es lógico, esta empresa se echó para atrás y todo quedó en agua de borrajas.

Así que me encontré en mi casita encerrado, como tú, de marzo a junio.

Y ahí decidí (sobre todo por insistencia de mi esposa) volver a escribir.

Tenía esta historia por ahí esbozada, la historia de Miranda Grey y Norma Seller. A mi mujer le encantaba cuando se la contaba (le encantan los thrillers), así que me puse manos a la obra.

Y todo fluyó como nunca.

Me sentí genial mientras lo escribía, y creo que eso se nota.

Es una historia luminosa, con un personaje luminoso como protagonista. Miranda no es uno de esos personajes atormentados de los que solía hablar. Sí, lo ha pasado mal en el pasado, y sí, lo pasa mal en el momento en que empieza la historia… pero su forma de enfrentarse a sus problemas es… diferente.

Me cae bien Miranda, la verdad, incluso aunque al principio del libro sea un personaje al que es difícil cogerle cariño, yo lo hice desde la primera palabra.

Y esa es la advertencia que quería hacerte. “Malas influencias” es un thriller policíaco: hay un asesinato, hay una investigación con sus interrogatorios, etc… hay persecuciones, vidas en peligro y más muertes a lo largo del libro. Alguna particularmente trágica. Pero a pesar de todo ello, creo que el libro es luminoso. Está escrito a ritmo de rock and roll, y no me refiero a ninguna de las variantes del rock más duro o agresivo (salvo algún capítulo puntual), sino de rock sureño, de Creedence, Lynyrd Skynyrd…

 

En fin.

Quedémonos con eso, ¿vale? “Malas influencias” no es terror. Tampoco es un thriller oscuro. Es un thriller policiaco. Va de buscar al asesino. Y también va de libros. Porque todo gira alrededor del último libro de Norma Seller, el otro gran personaje del libro. Un manuscrito todavía inédito y que nadie ha leído en la novela titulado, precisamente, “Malas influencias”.

Pero creo que va siendo hora de que te cuente un poco de qué va realmente el libro.

DE QUE VA EL LIBRO

“Malas influencias” es la historia de dos personajes: Miranda García (o Grey) y Norma Segura (o Seller).

De la segunda no puedo hablaros demasiado, más allá de que Norma Seller es una autora famosísima a nivel internacional. Escribe thrillers eróticos y casi todas sus novelas se han llevado (con éxito) a la pequeña o gran pantalla. Lógicamente, está forrada. Tiene unos sesenta años. Está casada con Daniel Urtice, un empresario vasco. Ambos viven en un palacio de indianos en San Vicente de la Barquera, un pueblo marinero en la costa occidental de Cantabria.

 

Miranda Grey, la protagonista del libro, decidió convertirse en escritora cuando, estando en la universidad, leyó uno de los libros de Norma Seller. Aquello la marcó. Norma Seller es, por tanto, su heroína particular.

Si me preguntas, te diré que puedo entender a Miranda. Yo comencé a escribir cuando, siendo mucho más joven que Miranda, cayó en mis manos un ejemplar de “Misery”, de Stephen King. Cambió mi libro para siempre. Comprendí que aquello era a lo que quería dedicar mi vida.

Al principio de la novela, Miranda recuerda que en una ocasión soñó con Norma. Yo tuve un sueño parecido al que ella menciona, con Stephen King.

En fin, el caso es que Miranda se ha divorciado un año y medio antes de que dé comienzo la novela y vive en la antigua casa de su abuela en Punta de la Escalera, Asturias. Ella es asturiana. Su ex era el comisario principal de Cantabria. Miranda se divorció de él tras publicar su primer libro: “Sombras de un asesino”. Y quizá precisamente debido a eso. Pero no quiero daros demasiados detalles del divorcio, los porqué y las razones.

Lleva un año y medio viviendo en esa vieja casa junto al acantilado, estirando el dinero del acuerdo de divorcio (su ex compró la parte del chalé pareado en el que vivía con Miranda cuando estaban casados) y con ayuda de lo que saca haciendo casas de muñecas por encargo. La escritura de su segundo libro está detenida. El dinero se está agotando. Se encuentra en un impasse… incapaz de hacer una cosa u otra… Cuando recibe una llamada de Jesús Longán, su agente literario, informándola de que us ex, por alguna razón, ha decidido darle permiso para acompañar a la policía judicial en la investigación de un asesinato.

¿Por qué le ha dado permiso? Ya lo averiguaremos.

¿Por qué se lo ha dicho a su agente en lugar de a ella misma? Ya lo averiguaremos.

Total, que Miranda se apunta y se persona en el lugar de los hechos.

El hombre asesinado, por supuesto, es el que aparece en el prólogo, acuchillado en la ducha.

La esposa, nada menos que su autora favorita del mundo mundial: Norma Seller.

Y a partir de ahí, todo comienza a rodar:

El misterioso manuscrito de Norma, el móvil desaparecido del marido, las amenazas que hace meses que están llegando… de un modo peculiar… secretos del pasado… etc, etc, etc…

LA ESCRITURA DE MALAS INFLUENCIAS

“Malas influencias” es, con mucho, lo más largo que he escrito jamás. La edición impresa tiene 565 páginas y es un buen tocho. Puedes sentir su peso cuando lo sostienes en la mano. Te das cuenta de que puede servir como arma arrojadiza. Puedes defender tu casa de un atracador con él. Es cosa seria.

Como te decía, nunca he escrito nada tan largo… pero tampoco me he divertido nunca tanto al escribir, ni he llegado a conocer tanto a los personajes. Quiero decir que Norma, Carmen, Alex, Jesús… y sobre todo Miranda son ya familia para mí. No puedo evitar sonreír cada vez que pienso en ellos.

La escritura del libro fue increíblemente fluida. Día tras día las palabras fluía con naturalidad a un ritmo frenético.

Empecé a escribir el libro en marzo, como te decía. Bien, pues el 10 de julio estaba terminado el primer borrador.

A partir de ahí, lo que siguió fue un proceso furioso de corrección y reescritura, pasárselo a los lectores cero, retoques aquí y allá, preparar la portada, la maquetaciíon del libro… porque había decidido que iba a autopublicármela.

¿Por qué?

Bueno, pues por algo muy sencillo… llevaba casi un año en paro y estábamos (y estamos) mal de pasta en casa. La situación económica en la que está el país no invita al optimismo y echaba de menos la sensación de poder llegar a fin de mes con holgura. Cuando al llegar el día 11 de cada mes te das cuenta de que te quedan 15 euros en la cuenta corriente tu orden de prioridades cambia bastante, y esperar seis meses o un año a que una editorial responda (favorablemente o no) a tu propuesta es… bufff… complicado.

Por otra parte, había tenido buenas sensaciones en el pasado cuando publiqué en Amazon “Largas noches de lluvia” y “El hombre divergente”, mis anteriores libros.

Y por si todo esto fuera poco, Amazon convoca todos los años un concurso literario entre los libros publicados en los meses de verano. Si llegaba a tiempo podría probar suerte. ¿Por qué no?

Así que lo corregí a toda velocidad. Lo maqueté, tanto en digital como en papel. Preparé la portada. Banners. Vídeos. Me encargué de todo. Convertí, por primera vez en mi vida, la literatura en un trabajo full-time: no cuatro horas al día, no seis horas ni ocho, sino diez, doce, catorce horas al día…

El libro salió a la venta el 1 de agosto. Conseguí adelantar el plazo original que me había impuesto, y que era del 19 de agosto, a base de robarles horas al sueño y de implicar a toda la gente de mi alrededor para hacer parte del trabajo sucio de búsqueda de erratas y gazapos (aun así sé que se me ha escapado alguna, y pido perdón por ello, pero ya ves que no andamos en casa holgados como para pagar una corrección profesional).

El libro salió a la venta, te decía, y… bueno, está funcionado. La competencia hoy en día es mucho más feroz que cuando hace diez años publiqué “Largas noches de lluvia” o “El hombre divergente” en Amazon, así que es mucho más complicado destacar.

Pero el libro está funcionando. En el momento en que grabo este podcast se han vendido unos 400 ejemplares. No es para echar cohetes, pero es que la carrera acaba de comenzar. El feedback, eso sí, es muy positivo. Las valoraciones en goodreads, en Amazon, en blogs de reseñas… A la gente le está encantando el libro y, lo que es más importante, les está enganchando el personaje de Miranda García, y el de Miranda Grey.

Y eso es genial, porque me encantaría seguir escribiendo sobre ella.

EL ADN DE MIRANDA GREY

Ahora mismo… bueno, ahora mismo no, porque ahora mismo lo que estoy haciendo es grabar… estos días en lo que estoy trabajando es en esa continuación de las aventuras de Miranda Grey. No es que la necesite. “Malas influencias”, quiero dejar esto claro, es autoconclusiva. Puedes leer el libro y no volver a saber nunca nada más de Miranda, Álex y compañía. Y no pasa nada.

Pero si te apetece saber qué les ocurre a los personajes un año y medio después del final de “Malas influencias”, cómo han cambiado sus vidas y a qué nuevos problemas se van a enfrentar… o sea, si te pasa como a mí… bueno, pues ahí es donde entra en juego “Buenas intenciones”, le segunda de las novelas de Miranda.

Que está ahora mismo en fase de planificación y que creo que en cosa de un par de semanas podré empezar a escribir ya en serio.

De hecho, incluso se puede reservar ya en Amazon. La fecha de publicación prevista es el 30 de agosto de 2021, pero entre tú y yo, puse esa fecha para no pillarme los dedos. Lo más probable es que salga a la venta mucho antes.

Así que nada, quédate con la copla. Si lees “Malas influencias” y al final decides leer su continuación, recuerda que en el mismo momento en que termines la primera novela puedes reservar la segunda con un descuento sobre el precio final y cuando salga a la venta se descargará automáticamente en tu kindle. No se te cobrará nada hasta ese momento, creo que eso es importante dejarlo claro. 

SOBRE MIRANDA Y NORMA

Bueno, pues yo creo que te he explicado lo suficiente acerca del libro sin destriparte nada. Aun así me gustaría hacer un par de apuntes más.

“Malas influencias” va de la literatura, de cómo escribir historias puede sanarte… o hundirte.

Va también de dos formas de aproximarse a la ficción: la de Miranda y la de Norma. Aprendiz contra maestra. Luz contra oscuridad.

El libro va de literatura, como te decía. Va de libros. De escribir. Del miedo a la página en blanco y del miedo a la página en negro. Va de palabras.

En ocasiones hay duelos que son como duelos de sables láser entre un Jedi y un Sith… solo que en lugar de sables lo que usan son palabras.

Y sobre todo, mi intención al escribirlo era que tú o cualquier persona que lo leyera se sintiera bien. Que estuvierais enganchados en todo momento (y eso, visto la media de tiempo que le lleva a la gente leerse el tocho creo que lo he conseguido)… que estuvierais enganchados en todo momento; que sufrierais por Miranda, sí, desde luego, pero que salierais del libro con una sonrisa y ganas de más.

Viendo el feedback que está teniendo “Malas influencias” en las redes hasta la fecha, yo creo que lo he conseguido, pero si quieres descubrirlo de primera mano, en un momento te explico cómo conseguir el libro y cómo leerlo. Incluso gratis, si te pasa como a mí y alrededor del día 11 de cada mes te entra la tiritona.

COMPRAR MALAS INFLUENCIAS

Vale, como te decía, decidí prescindir de editoriales esta vez y sacar el libro directamente en Amazon. Y es en Amazon donde puedes conseguirlo, tanto en papel como en digital.

Una de las cosa que quiero hacer es hablar con varias librerías para dejar algunos ejemplares en depósito (Estudio en Escarlata en Madrid; Gil en Santander…) pero todavía no he podido ponerme a ello, así que el único modo hoy por hoy es a través de internet, en Amazon.

Como te decía, puedes conseguir el libro en papel y en digital. En papel, lógicamente, tendrás que pagar por él. En digital puedes conseguirlo gratis. Pero vayamos por partes. Empecemos por el papel:

La edición en papel de “Malas influencias” tiene 565 páginas. El formato es el estándar en los thrillers en tapa blanda. NO es un ejemplar de bolsillo, sino que es un ejemplar de unos 15 por 22 centímetros. No es un libro pequeño. No puedes defender tu hogar de un atracador con un libro pequeño 🙂 El precio de venta recomendado es es 16,99€, pero com Amazon aplica el descuento del 5% en todos sus libros, el precio de venta final es de 16,14€. Cuando el  libro esté disponible en librerías, me aseguraré de que ese descuento se mantenga, porque creo que hay apoyar en lo posible a las pequeñas librerías.

La edición en digital cuesta 3,49€ y para leerla necesitas tener un lector de libros electrónicos Kindle, pero también puedes leer el libro en tu móvil o tu tablet si te descargas la app Kindle, que es gratuita. Hoy en día no es tan raro que la gente lea en tablet o móviles, con las pantallas que tenemos actualmente.

Pero la edición digital la puedes conseguir también totalmente gratis. ¿Cómo? A través del programa Kindle Unlimited.

Kindle Unlimited es como el netflix de los libros en Amazon, ¿vale? Tú pagas una cuota mensual, que si no me equivoco es de unos 9 euros al mes, y entonces puedes leer los libros que quieras. Lo bueno es que si te apuntas te dan un mes gratis. Así que el truco es apuntarse, pedir el mes gratis, leer el libro y cancelar la suscripción. Listo. Lógicamente, si la suscripción te convence te quedas con ella y listo.

Como ves, no es nada ilegal ni inmoral. Amazon juega a convencerte de que te quedes, ese mes gratis forma parte de su estrategia. Y si lo que te preocupa es que yo u otro autor así no ganemos dinero, no te preocupes: Amazon paga por página leída en Kindle Unlimited, sea o no durante el mes de prueba.

Así que ya ves, si te apetece descubrir quién mató (y sobre todo por qué) al marido de Norma Seller y acompañar a Miranda Grey durante sus aventuras en “Malas influencias”, no tienes ninguna excusa para no hacerlo 🙂

DESPEDIDA

Y creo que va siendo hora ya de despedirse.

Espero que te haya gustado el programa. Ya sé que ha sido un poco autopromo pero, eh, un poco de autopromo no hace daño a nadie y creo que el libro te va a gustar, así que…

Se me olvidó comentarte antes que si visitas mi web, www.marcrsoto.es, puedes leer gratis los primeros cuatro capítulos del libro, y que en Amazon también puedes leerlos, tanto en tu pc como en tu móvil o en tu tablet.

Ya sabes que puedes seguirme en twitter:, ¿verdad? en twitter @marcrsoto o @divergenciacero

Y si tuvieras un momento ahora al final para darle like al programa o suscribirte sería genial. Si es la primera vez que entras en el podcast, échale un vistazo a los programas anteriores. Hay relatos muchos chulos, como El gato negro de Poe, o El desratizado, de Roald Dahl.

En cualquier caso, ha sido un placer pasar este rato de charleta contigo. Muchas gracias por soltarme el rollo.

El próximo día, te lo prometo, hablas tú.

Hasta entonces, un fuerte abrazo y feliz lectura! 


Compárteme...