Qué hacer cuando…

Compárteme...

Pues resulta que acabo de darme un garbeo por Google Trends y allí me he encontrado con un apartado con información sobre lo que busca la gente en Google. Y al hacerlo, me he dado cuenta de que todas esas preguntas (pero todas, todas) tienen una misma respuesta.

Y he decidido aportar mi granito de arena para hacer del mundo un lugar mejor y limpiar un poquito mi karma (nunca viene mal limpiar un poquito el karma, por si las moscas), así que ahí van.

Pero antes, dejad que comparta con vosotros cuáles son esas preguntas que le quitan el sueño (nunca mejor dicho, como veréis) a la humanidad.

He aquí los grandes problemas del mundo

Y he aquí las respuestas.
¿Qué hacer cuando estás aburrido?

Esto es lo que puedes hacer cuando estás aburrido...
Si estás aburrido, lee.

Leer es divertido. Leer puede hacer que te partas de risa (te recomiendo los libros de Eduardo Mendoza o las desternillantes novelas de Tom Sharpe ), más incluso que la comedia más disparatada. ¿Algo pasa con Mary? Ja, no lo cambio ni loco por disfrutar una vez más de las tribulaciones de Wilt o las locas aventuras de un alienígena llamado Gurb en la Barcelona de los Juegos Olímpicos.

¿Qué puedes hacer cuando estás triste?

Leer. Leer es genial cuando estás triste. Nadie te comprende mejor que un libro, ya sea un libro elegido porque sintoniza con tu estado de ánimo (lo que te hace compañía), o ya sea un libro que no tenga nada que ver con tu tristeza.

Cuando estés triste, lee.

Y si tienes que llorar, llora. Yo te doy permiso, si es que crees que para llorar necesitas un permiso de algún tipo. Llorar es sano y después se queda uno la mar de a gusto y relajado. Mira este señor de la foto. Está claro que la historia del árbol generoso le ha tocado la «patata», pero te aseguro que tras la catarsis de las lágrimas, se encontró mucho mejor.

¿Qué hacer cuando no puedes dormir?

Leer un libro de Sánchez-Dragó.

No, ahora en serio, si tienes la desgracia de no poder dormir (y eso ES una desgracia, conozco el insomnio de primera mano y sé lo que implica), al menos puedes aprovechar el tiempo leyendo un libro que te guste. Quizá eso no te ayude a dormir… pero te aseguro que es mil veces mejor que estar dando vueltas y más vueltas en la cama mientras piensas. Sobre todo porque los pensamientos en ese estado de desesperación agotada al que te lleva el insomnio suelen ser de todo tipo, menos sanos.

Leche caliente y un buen libro en la mesita de noche. Siempre.

También te puedes comprar unas sábanas como las de la chica de la foto y así no amontonas tantos libros en la mesita de noche. Aunque tendrías que comprar cientos de conjuntos de cama para leer un libro completo, claro…

¿Qué hacer cuando estás deprimido?

Algo que recomiendan siempre para luchar contra la depresión es hacer cosas que te gusten. Y pocas cosas hay más placenteras en la vida que leer un libro que te gusta de verdad. Puede ser de autoayuda (Dios me libre de juzgar a los que leen esa clase de libros…), puede ser humorístico, o la clásica novela escapista de aventuras.

Venga, puede ser hasta una de Dan Brown (brrrrr…)

¿Qué hacer cuando te pica una avispa?

Pues coges el libro que estabas leyendo, lo levantas y con todas tus fuerzas…

 

Y, ¿qué puedes leer ahora?

Pues puedes leer, por ejemplo, un artículo sobre Ray Bradbury que escribí para El Diario Montañés acerca de su novela Fahrenheit 451 y de cómo dicha novela es más actual que nunca en 2020 (puedes leerlo aquí).

O puedes conocer de primera mano a Miranda Grey, la protagonista de mi última novela en este post en el que te hablo de cómo fue la elaboración de dicho personaje.

O incluso puedes empezar a leer de forma totalmente gratuita Malas influencias en tu móvil, tablet u ordenador aquí mismo (no necesitas ninguna app para empezar)

O puedes enviarme un comentario y charlamos.

¡Nos leemos!


Compárteme...