Los 10 mandamientos del escritor

Compárteme...

Primer Mandamiento del Escritor:Amarás al lector sobre todas las cosas. Sí, aunque no lea tus libros. Aunque piratee tus libros. Aunque prefiera a Dan Brown. Aunque prefiera a Belén Esteban. Un lector es un lector es un lector y tú deberás (sí) amarlo sobre todas las cosas.

Segundo Mandamiento del Escritor:No pronunciarás el nombre del crítico en vano. Aunque te vapulee. Aunque se ensañe contigo. Aunque te ponga a parir. Quizá tenga razón (probablemente, en parte) o quizá no (probablemente, en parte). Tu trabajo es escribir ficción, no puyitas más ridículas que hirientes que no hacen sino dejarte en evidencia.

Tercer Mandamiento del Escritor:Santificarás la ortografía y la gramática. Y las figuras retóricas. Y los elementos de estilo. Y la puntuación. Y la estructura dramática. Y…

Cuarto Mandamiento del Escritor:Honrarás a tu padre y a tu madre. Sean Stephen King y Patricia Highsmith (hola, papá; hola, mamá),  Gabriel García Márquez y Jane Austen (hola, tío; hola, tía); o quienes sean.

Quinto Mandamiento del Escritor:No matarás (sin necesidad) a tus personajes solo por añadir carga dramática a un libro que te está quedando flojo (ejem, ejem, papá, ¿has leído esto?). A no ser que seas George R. R. Martin, claro. Y aun siéndolo, prepárate a sentir la ira de tus lectores si lo haces. Si matas a un personaje, que sea por una razón. Por una BUENA razón.

Sexto Mandamiento del Escritor:No cometerás actos impuros como escribir comentarios elogiosos de tus libros en Amazon o comentarios envenenados en los de otros escritores.

Séptimo Mandamiento del Escritor:No robarás las ideas de otros. Puedes inspirarte en ideas de otros (lo harás hasta sin darte cuenta), pero no robarlas. Tampoco copiarás párrafos enteros de otros libros. Créeme, lo de que fue un «error informático» no coló con Ana Rosa Quintana y tampoco colará contigo.

Octavo Mandamiento del Escritor:No levantarás falsos testimonios ni mentirás. Ya sabes, el «pues me han dicho que tal escritor…», el «he oído que a tal escritora…». Tu trabajo es escribir. Escribe.

Noveno Mandamiento del Escritor:No consentirás pensamientos ni deseos impuros. Creo que sabes perfectamente a qué me refiero. Sí, a todas esas horas practicando el ego-surfing en google, preguntándote por qué no eres famoso, imaginando las preguntas que te haría un entrevistador de la revista de moda y tus ingeniosas respuestas… Deja de perder el tiempo y (sí, lo has adivinado) escribe.

Décimo Mandamiento del Escritor:No codiciarás los bienes ajenos. Puedes admirarlos, claro que sí, todo lo que quieras. Pero nunca serán tuyos. Si quieres una novela tan buena como la de papá, no te quedará otra que crearla tú mismo. Así que empieza. Empieza YA.

Estos diez mandamientos se resumen en dos: Amarás al lector sobre todas las cosas Y a los libros como a ti mismo.


Compárteme...

Deja una respuesta